Ingresos pasivos con una página o blog de nicho o micronicho

Recopilación de pasos a seguir para poner en marcha un blog de nicho o página de nicho para que genere ingresos recurrentes.

Página de nicho - Análisis de mercado

Recordatorio rápido:

Una página de nicho ofrece contenido enfocado a un nicho de mercado muy concreto. La monetización se consigue normalmente a través de programas de afiliación, recomendando productos o servicios de terceros relacionados con la temática del nicho. Cuando un usuario visita nuestra página, accede desde ahí a la tienda online (tercero) y compra un producto, recibimos una comisión.

Para que una página de nicho sea rentable tiene que amortizar en un plazo razonable los gastos de mantenimiento y el tiempo y esfuerzo que dediquemos desde el principio. Si a medio / largo plazo el rendimiento que obtienes de la página es lineal con respecto al tiempo que le dedicas, entonces estará generando ingresos activos (es un trabajo). Si los ingresos crecen muy por encima del tiempo que se le dedica estará generando ingresos pasivos (ten en cuenta que tiene que amortizar toda la inversión inicial en tiempo y dinero). La situación ideal es que llega un momento en que la web genera ingresos de forma más o menos automatizada y sólo necesita un mantenimiento rutinario.

Puede ocurrir que la página no llegue a cubrir nunca la inversión en tiempo y dinero. En ese caso será un proyecto fallido y lo razonable sería abandonarlo para no malgastar un tiempo valioso en algo que no funciona. Es importante detectarlo a tiempo y asumirlo como algo que forma parte de los riesgos que tiene cualquier negocio.

No hay magia, no hay trucos, implica bastante esfuerzo y tiempo sobre todo al principio, hay bastantes probabilidades de que no llegue a ser rentable, es una inversión a medio y largo plazo. Si tomas atajos (lanzarse a la aventura sin analizar bien, utilizar prácticas que van en contra de la política de buscadores o del programa de afiliados, etc.) corres más riesgos y las consecuencias pueden ser desastrosas.

Hay buenas prácticas o recomendaciones que nos pueden servir para valorar el riesgo inicial y para intentar conseguir buenos resultados una vez en marcha. A partir de ahí cada proyecto es un mundo y hay que adaptarse a sus características concretas y a los cambios.

 

Vemos primero un checklist rápido y luego voy ampliando los puntos

  1. Sondeo inicial de mercado para encontrar un nicho potencialmente atractivo
  2. Análisis de viabilidad: tipo de monetización, volumen de mercado, competencia.
    Si no es viable: pasar al punto 1 y buscar otro nicho potencial
  3. Planificación de contenidos
  4. Puesta en marcha de la web
  5. Creación de contenidos iniciales
  6. Generar tráfico inicial
  7. Analítica y optimización
  8. Nuevos contenidos y fase de mantenimiento
  9. Opciones para crecer / evolucionar

 

1 – Sondeo inicial de mercado

Los puntos 1 y 2 son probablemente los más importantes de todo el proyecto.

Podremos valorar el riesgo y tomar la decisión de invertir nuestro tiempo y dinero. Es un proceso bastante aburrido y desesperante, pero si no lo hacemos posiblemente más tarde nos daremos cuenta de que hemos estado trabajando para nada.

Este sondeo inicial puede surgir de muchas formas diferentes:

  • Un caso muy interesante es cuando nos surge una necesidad y buscamos información para comprar un producto o servicio que nos dé solución al problema. Por ejemplo, cuando tienes hijos por primera vez surgen muchísimas necesidades que antes ni imaginabas que existían, muchas de ellas ni siquiera están cubiertas todavía y otras veces puedes encontrar productos o servicios que no conocías. Lo mismo que te ocurre a ti le ocurrirá a otras personas en tu misma situación. Es decir, es un nicho de mercado formado por las personas que están en la misma situación que tú. Es muy interesante porque tu investigación y tu experiencia al resolver tu propio problema lo podrías canalizar para ayudar a otras personas y a la vez obtener ingresos por afiliación.
  • Si eres experto en un determinado sector puedes buscar un nicho concreto en el que puedas aplicar esos conocimientos para ayudar a usuarios y recomendarles productos o servicios relacionados.
  • Si te apasiona un hobby, una afición, puedes ver la opción de hablar sobre ese tema y la viabilidad de monetizarlo
  • Puedes investigar en otros países, visitando webs comerciales de Estados Unidos por poner un ejemplo, para ver qué tendencias tiene el mercado y qué productos nuevos están surgiendo allí que tarde o temprano pueden llegar a tu país (a España en mi caso).
  • Imaginación y tener los ojos bien abiertos a todo lo que ves en la calle, en la televisión, en internet, la publicidad en cualquier medio… Siempre puede surgir la oportunidad en el momento más inesperado.

 

Si es tu primer intento yo te recomendaría elegir una temática con la que te sientas a gusto, normalmente alguna de las primeras opciones de la lista anterior: necesidad propia que te ha convertido en experto en ese tema, ya eres experto en un tema por tu trabajo, eres experto o te apasiona un hobby.

De esa forma, aunque la monetización no funcione como esperabas, seguramente disfrutarás escribiendo o hablando sobre ese tema que te apasiona.

Si comienzas con una temática nueva para ti y que sólo te interesa para intentar ganar dinero, se te va a hacer muy aburrido y en cuanto veas que los resultados no llegan a corto plazo te vas a desanimar.

 

2 – Análisis de viabilidad

Una vez que tienes una primera idea sobre el nicho de mercado o un producto o servicio que te parece interesante comenzaría la fase de análisis de viabilidad.

Básicamente tenemos que estudiar el rendimiento que puede ofrecer basándonos en información fiable, no en nuestra intuición o nuestras ideas preconcebidas.

Volumen de mercado potencial

¿Nicho, meganicho o micronicho?. Cuanto más segmentado sea nuestro nicho de mercado (micronicho) más fácil será posicionarnos en él, pero el volumen de clientes potenciales será menor.

Para hacer una estimación de volumen de mercado nos podemos basar en las búsquedas realizadas en Google sobre ese nicho.

En primer lugar haremos una lista de todas las frases que se nos ocurran relacionadas con búsquedas sobre la temática, los productos, servicios, etc.  Por ejemplo, ‘aparato para escuchar al bebe desde otra habitación’, ‘escucha bebés’, ‘aparato para oir cuando llora el bebe’ …

Google Adwords proporciona una herramienta muy útil para obtener información. Puedes crear una cuenta en Adwords con una campaña inicial sin presupuesto. Una vez dentro del panel de Adwords usaremos el  ‘Planificador de Palabras Clave’ (pestaña Herramientas).

Elegimos la opción ‘Buscar palabras clave nuevas mediante una frase, sitio web o categoría’ y escribimos o copiamos las frases que habíamos anotado previamente. Yo prefiero buscar una frase cada vez, pero también se pueden escribir varias y hacer una búsqueda global.

En las opciones de segmentación podemos elegir el país que nos interesa, el idioma, etc.  y hacemos clic en el botón para generar la búsqueda.

En los resultados nos interesa la pestaña ‘Ideas para palabras clave’. Podemos ordenar por ‘Promedio de búsquedas mensuales’, pero lo más interesante es exportar esos datos a Excel (o cualquier hoja de cálculo: OpenOffice, LibreOffice…) con la opción Descargar.

Una vez lo tenemos en la hoja de cálculo podremos analizar mejor la información. Nos interesa ordenar por volumen de búsquedas mensuales, y también por número de palabras que forman parte de cada frase de búsqueda.

De las frases de búsqueda sugeridas por Google Adwords tenemos que descartar las que no tienen relación con el nicho. Y de las que sí están relacionadas podemos agruparlas en las que tienen un enfoque de compra (‘comprar escucha bebé barato’, ‘escucha bebé mejor relación precio’…) y las que tienen un enfoque más informativo.

Con las que tienen un perfil de compra nos podemos hacer una idea del volumen medio de búsqueda mensual. También en Adwords podemos ver para cada palabra clave si se trata de una búsqueda estacional (por ejemplo sólo destaca en verano, sólo en navidades… ) o si es una búsqueda estable.

Podemos estimar que ese va a ser el volumen máximo teórico mensual (con las variaciones por meses, etc. pero lo usamos como valor medio) de usuarios interesados en el tema. Si cada frase hace referencia a un producto o servicio lo podríamos agrupar para cada elemento que vamos a promocionar (ahora lo veremos más abajo)

Muy importante. Ese volumen teórico no lo vamos a alcanzar nunca. Vamos a suponer que basamos el tráfico de entrada a nuestra web en posicionamiento natural en buscadores (en Google básicamente). Si nuestra web no aparece en la primera página de resultados de búsqueda, es como si no existiera para esa palabra clave. Y dentro de la primera página, los 3 primeros resultados se llevan alrededor del 60% de los clics de usuarios.

Distribución orientativa de clics

Posición 1: 30-35%
Posición 2: 15%
Posición 3: 10%
Posición 4: 7%
Posición 5: 5%
Posición 6 a 10: 4%
Segunda página: 4%
….

El porcentaje restante, alrededor del 20-25% corresponde a usuarios que hacen clic en un anuncio (p.e. de Adwords) o usuarios que navegan más allá de la segunda página porque buscan algo mucho más específico o porque ninguna de las webs mejor posicionadas le ha resuelto sus dudas.

Si nuestra web aparece cuarta en los resultados, más del 60% de los usuarios entrarán primero en alguna de las páginas que están por encima, y si encuentran la información que están buscando nunca llegarán a la nuestra.

Nuestro objetivo será posicionar en la primera página para las palabras clave más importantes. Podemos suponer inicialmente que conseguimos ese objetivo y podemos partir de un escenario realista en el que suponemos que vamos a estar entre el 4 y el 10 para esas frases de búsqueda. También podemos suponer que la fuente más importante de visitas va a ser el posicionamiento natural.

Para cada frase de búsqueda calcularemos un porcentaje, por ejemplo un 20-25%, que nos servirá de estimación de volumen realista de visitas que podemos esperar.

También es interesante ver si hay información sobre la evolución (popularidad) de esa temática en internet. Esto lo podemos mirar en Google Trends. Google Trends nos da idea del volumen de búsquedas sobre una palabra clave a lo largo de los últimos años, es decir, nos permite saber si se trata de un nicho de mercado en auge o si es algo que está pasando de moda.

 

Estimación de ratio de conversión

El ratio de conversión es la relación entre visitas a la web y ventas finales. En todos los procesos de ventas hay lo que se conoce como embudo de conversión.

De todas las personas que visitan la web sólo un porcentaje de ellas está realmente interesado en los contenidos que ofrece la web (el resto se va, porcentaje de rebote). De las personas interesadas sólo un porcentaje mirará información sobre un producto o servicio que recomendamos. De ese grupo sólo un porcentaje irá a la tienda que recomendamos. Y de ese subgrupo sólo un porcentaje se decidirá a comprar.

Es decir, muchos entran en el embudo, pero sólo un porcentaje pequeño sale por el otro extremo (acaba comprando o haciendo alguna acción que supone comisión para nuestra web).

Es muy difícil estimar a priori el ratio de conversión final. Para una tienda online, si consigue un 1% de ratio en las fases iniciales es prácticamente un logro increíble. Y en el caso de las webs de afiliación el usuario tiene que cubrir más pasos en el proceso, primero a través de nuestra web y luego en el proceso de compra final en una tienda que no depende de nosotros.

Si nuestros contenidos son muy buenos, con información fiable y real, y ofrecemos todo lo que necesita el cliente para decidirse a comprar, tendremos más posibilidades de que al llegar a la tienda de este tercero, el usuario finalice la compra.

Yo usaría como estimación de ratio de conversión final un 0.1-0.2%

Es decir, por cada 1000 usuarios que visitan la web podemos estimar que se conseguirá una media de 1 o 2 ventas que nos generarán ingresos.

 

Estudio de la competencia

Este es otro análisis muy importante, que nos va a permitir decidir rápidamente si el nicho que hemos elegido es viable o no.

La competencia en este tipo de proyectos está básicamente en el posicionamiento natural. Como hemos visto, si la web no está posicionada en la primera página de resultados (posiciones 1 al 10) prácticamente no existe, nadie la va a visitar.

Para conseguir las primeras posiciones vamos a tener que competir con otras webs de nicho, con webs de fabricantes, con webs de grandes del comercio electrónico (Amazon y compañía) y con otras webs y blogs de información (Wikipedia, periódicos, blogs personales…)

Para cada una de las palabras clave (frases) que hemos considerado importantes en el análisis de mercado haremos una búsqueda real en google.es (o la versión local de google del mercado en el que nos vamos a posicionar).  Y nos quedaremos con los resultados que nos ofrece la primera página, tanto los resultados de pago (anuncios de Adwords) como los resultados naturales.

A primera vista podemos ir viendo contra quién competimos en cada frase. Si por ejemplo aparece ya directamente Amazon o empresas internacionales o nacionales muy poderosas en los primeros puestos (en España por ejemplo Fnac, Worten, PcComponentes, MediaMarkt…) no va a ser una buena señal de partida, porque nos va a resultar muy difícil posicionarnos por encima de ellos y si entramos en competencia directa por la posición siempre tendremos las de perder. De todas formas, el objetivo inicial es quedar entre esos 10 primeros resultados, puede que por debajo de esas marcas nos quede margen para competir con otras webs.

Para obtener más información sobre cada competidor podemos instalar en el navegador un complemento llamado MozBar. Al activarlo y hacer una búsqueda nos va a incluir unos indicadores sobre cada resultado.

El indicador más relevante es el PA (Page Authority) que nos da una referencia sobre la importancia que da Google a esa página con respecto a la temática de la búsqueda. El indicador va de 0 (poca relevancia) a 100 (muy relevante).

Aunque es muy relativo, el corte lo podríamos situar en un PA del orden de 20 a 40. Si el resultado muestra un PA cercano o superior a 40 va a ser muy difícil competir con él. Para asegurar un poco más podemos decidir en función de PA<=30

El segundo parámetro que miramos es el DA (Domain Authority) que indica exactamente lo mismo pero para el dominio al que pertenece la página en cuestión. ¿Es un dominio muy importante, con mucha autoridad, para Google?.

Si la página tiene un PA alto  y un DA alto (>40-50) va a ser muy difícil competir a medio y largo plazo. También nos sirve como referencia el número de links y de dominios que apuntan tanto a la página como al dominio.

Si la página tiene un PA muy bajo con respecto a su DA, posiblemente se trate de una página que lleva publicada poco tiempo y todavía no ha conseguido toda su autoridad.

Si todos los resultados de búsqueda de una de nuestras palabras clave corresponden con competidores fuertes (PA > 30), grandes compañías, etc. tendríamos que descartar esa frase o al menos marcarla como difícil.

Hacemos lo mismo con todas las frases de búsqueda, al menos con las que hemos considerado más importantes por volumen o por estar relacionadas con intención de compra.

Además, al hacer este estudio nos irán apareciendo nuevas frases de búsqueda, por ejemplo a partir de las sugerencias de google y a partir de los títulos y contenidos de los resultados. Cuanto más completo sea el estudio de palabras clave más información tendremos para decidir sobre la viabilidad.

Aunque nos puede llevar mucho tiempo, también es interesante navegar por las webs de esos resultados de búsqueda, para hacernos una idea de la calidad de los contenidos y hacer una primera valoración sobre si nosotros podremos superarlos o aportar más valor al usuario.

 

Productos y/o servicios

En este apartado lo que intentaremos ver es todo lo relativo a los productos que vamos a promocionar.

En primer lugar podemos hacer una lista de productos relacionados con el nicho que estamos analizando. Si el nicho lo hemos construido a partir de un producto estrella podemos ver también equipamiento y accesorios, ya que a veces se mueve más mercado con los accesorios que con el producto principal.

Intentaremos elegir productos con precio medio o alto.

Programa de afiliación. Buscaremos tiendas donde se vendan los productos y si disponen de programa de afiliación. El caso típico es Amazon, que tiene su propio sistema de afiliados.

Pero puede haber muy buenas oportunidades con otros vendedores con programas de afiliados, e incluso podemos contactar con empresas locales que tengan tienda virtual. A veces se pueden llegar a acuerdos muy beneficiosos para ambas partes y no es necesario que la empresa disponga de un sistema de seguimiento, se puede hacer por ejemplo a través de cupones o códigos de descuento y calcular a partir de ahí las comisiones generadas.

Margen de ventas / comisión por venta. Desde nuestro punto de vista de afiliados lo que nos interesa es la ganancia que supone para nosotros cada venta. Normalmente los programas de afiliación establecen la comisión como un porcentaje sobre el precio de venta del producto.

Si hemos elegido un producto estrella, podemos calcular directamente a partir del precio medio de venta y el porcentaje que nos llevamos.

Por ejemplo si sólo vamos a promocionar el Kindle Paperwhite, actualmente tiene un precio de unos 130 euros y vamos a suponer que la comisión es del 5%. El pedido medio para nosotros sería de 6.5 euros

Si queremos promocionar muchos productos podemos calcular la comisión media por venta.

Calidad del producto y reputación del vendedor final. Esto es muy importante. Las recomendaciones tienen que ser fiables y honestas. Si recomendamos un producto o servicio que sea porque realmente nosotros lo hemos probado o tenemos la certeza de que lo compraríamos. Una web que recomienda productos de mala calidad a sabiendas no tendrá mucho futuro porque la mala reputación se difunde rápidamente (ojo, puede haber recomendaciones de productos baratos y que se sabe que son de mala calidad, para usos concretos, etc. pero indicándolo a nuestros usuarios para que lo tengan en cuenta).

Lo mismo se aplica a la reputación del vendedor final. La venta, la logística de envío y la gestión del cliente no la controlamos nosotros. Si recomendamos productos de un vendedor que engaña a sus clientes, no cumple con la garantía, o no les ofrece un servicio adecuado… al final nos estamos cargando nuestra propia reputación como web de referencia.

 

Poniendo todo junto y tomando una decisión

En este punto ya deberíamos tener un montón de información.

El análisis de volumen de mercado y de la competencia ya nos habrá dado pistas claras sobre si vale la pena meternos a competir en ese nicho.

¿Vamos a poder posicionarnos en la primera página de resultados para todas las frases de búsqueda importantes?

Si se trata de un nicho muy competido el riesgo de fracaso será alto y seguramente no vale la pena intentarlo.

En el caso de que hayamos encontrado un nicho con poca competencia podemos hacer unos números para estimar el rendimiento que nos puede dar la web.

Vamos a suponer que recomendamos un único producto o un mismo tipo de productos (p.e. aparatos para vigilar al bebé) que tienen un rango de precios similar. Si tenemos productos con precios de venta muy variados intentaremos agrupar las búsquedas relacionadas con cada tipo de producto y luego sumaremos los ingresos estimados para cada grupo (por ejemplo si recomendamos cámaras, trípodes y mochilas, podríamos separar y hacer los análisis para cada grupo, ya que cada uno de ellos tendrá diferente volumen de búsquedas, precios, incluso comisión).

Estimación de ingresos mensuales =
Volumen de búsquedas con intención de compra
x Embudo de posicionamiento (suponiendo que conseguimos aparecer en posiciones del 4 al 10)
x Ratio de conversión final
x Comisión media de venta

 

Ejemplo práctico. Vigilabebés / Escucha bebés / Intercomunicador bebé

Resultados Adwords (búsquedas / mes), búsquedas más representativas (aunque no indican intención de compra es bastante probable que quien busca estos aparatos sea para comprar uno para su bebé):

vigilabebes: 8100
intercomunicador bebe: 1600
vigilabebes con camara: 1000

Total búsquedas /mes: 10700

Posicionamiento 4 al 10: 25% (0.25)
Ratio de conversión: 0.1% (0.001)
Precio medio del producto: 100 euros
Comisión afiliados: 5% (0.05)
Comisión media por venta: 100 x 0.05 = 5 euros

Ingresos estimados: 10700 x 0.25 x 0.001 x 5 = 13.38 euros / mes

Guau… no es para tirar cohetes…

Es sólo una estimación, hemos simplificado mucho en el ejemplo, y el margen de error puede ser grande, pero nos da un orden de magnitud con el que podemos tomar una  decisión.

Vamos a suponer un escenario muy favorable en el que conseguimos posicionarnos entre los tres primeros resultados de búsqueda para todas las keywords y nos llevamos prácticamente todo el tráfico por posicionamiento natural (por ejemplo un 80%).

Ingresos estimados: 10700 x 0.80 x 0.001 x 5 = 42.8 euros / mes

Podemos probar a subir un poco el ratio de conversión, hacer estimaciones más optimistas, etc. pero si no somos conservadores en la estimación inicial corremos el riesgo de llevarnos una gran decepción más adelante cuando ya hemos dedicado mucho tiempo e incluso dinero.

Con esas estimaciones yo no seguiría adelante con ese proyecto. Buscaría otro nicho, o quizás otros productos de gama más alta, etc. Para llegar al menos a una cifra que compense tiempo, esfuerzo e ilusiones.

A modo de curiosidad. Ten en cuenta que hay mucha información (cursos, métodos, etc.) que son traducciones o adaptaciones de cursos hechos por gurús norteamericanos, en los que se apuesta por los micronichos, segmentos muy especializados. Pero ten en cuenta que un micronicho de Estados Unidos será un orden de magnitud superior en volumen al mismo micronicho en España.

Es decir, así a ojo para el ejemplo que hemos visto estaríamos hablando de 100.000 visitas /mes en lugar de 10.000 y posiblemente en el mercado USA sí valdría la pena.

¿A partir de cuántos ingresos se podría considerar interesante?. No hay una respuesta única porque dependerá de cada caso. Ten en cuenta que vas a invertir tu tiempo, que es algo muy valioso. ¿Cuántas horas vas a necesitar para poner en marcha la web, crear los contenidos, estudiar y aprender, analizar, mantener…? Si los ingresos acumulados a medio plazo no cubren la inversión en tiempo y dinero, está claro que va a ser una mala inversión.

Una web de nicho que genere a medio plazo 300-400 euros/mes podría ser un objetivo razonable. Ten en cuenta que la mayoría de las personas que intentan monetizar su web o crear una página de nicho no llegan a los 100 euros/mes.

Por eso, si es la primera vez que intentas poner en marcha una página de este tipo, es preferible que sea sobre una temática que te apasione. Porque aunque no tenga éxito o no te genere los ingresos que esperabas, al menos habrás invertido tu tiempo en aprender y disfrutarás creando y publicando contenidos. Esa experiencia te puede servir para poner en marcha nuevos proyectos.

Es muy difícil que una página de nicho (en España o mercados similares) genere ingresos suficientes para vivir de ello exclusivamente. Además, tener una única fuente de ingresos es muy peligroso porque las reglas de juego no dependen de ti y pueden cambiar en cualquier momento.

La gente que consigue vivir de este tipo de proyectos normalmente diversifica las fuentes, por ejemplo creando muchas páginas de nicho (algunas funcionarán mejor, otras peor, otras son fracasos..) o combinando ingresos por afiliación con prestación de servicios…

 

Sigue aquí con los pasos 3 y 4: Planificación de contenidos iniciales y puesta en marcha de la web